Contabilidad

IMPACTO EN LA PROFESIÓN CONTABLE DEL COVID 19 (PARTE I)

La inactividad económica ya hizo el cierre de empresas pequeñas y medianas, disminución significativa de sus ingresos y grandes dificultades para hacer frente a sus compromisos financieros. Esta situación las ha obligado a priorizar la contratación de bienes comerciales, como los servicios no son artículos de primera necesidad, lógicamente que la contratación de servicios contables seguirá en cuarentena por mucho tiempo más y la consecuente discusión de honorarios será complicada.

Posibles escenarios financieros para entidades

Ya en el primer mes las empresas, de todos los tamaños, tuvieron dificultades en su Iliquidez, que fueron agravándose con el correr de los días, para seguir sobreviviendo empezaron a contratar empréstitos financieros (Bancos y otras entidades) a corto plazo y considerando que tienen facturación de cero a mínima y lento recupero de ventas, sin cuentas por cobrar, produce un panorama desolador, que posiblemente empuje al cierre de muchas de ellas luego de terminada la tormenta.

En cuanto a la preparación y presentación de su información financiera, deberán considerar que el efecto de la pandemia es un hecho posterior, por tanto, no constituye una situación preexistente al cierre que se materializa en 2020, por lo cual correspondería revelar en notas los impactos derivados; por otra parte, deberán evaluar la posibilidad de que el negocio siga en funcionamiento, definir planes para el futuro inmediato para hacer frente al efecto del covid 19 tendientes a asegurar con fiabilidad que la empresa siga funcionando por lo menos en los próximos 12 meses. Posiblemente, la cuestión a considerar con urgencia y que les resultará difícil es definir planes para financiar las pérdidas consecuentes del COVID 19. También deberán revisar sus políticas contables para reconocer y medir deterioros de activos, específicamente las pérdidas crediticias esperadas en activos financieros (NIIF 9), el deterioro del valor de los activos no financieros (NIC 36), así como otros posibles deterioros (Inventarios NIC 2, Provisiones NIC 37, Contratos con clientes NIIF 15, Contratos de arrendamiento NIIF 16, entre tanto más).

Posibles escenarios para contadores

Se espera que los contables despierten de la oscura noche con vencimientos encimados de obligaciones fiscales de contribuyentes, a cargo de Pequeñas Firmas de Contadores, de mucha presión para la entrega de los reportes de auditoría de aquellas empresas obligadas por las regulaciones a contar con este servicio, que, sumado al retraso excesivo de trabajos contables, de auditoría, otros encargos de revisión y de aseguramiento genere una tremenda ansiedad a los profesionales que se encuentran en esa situación. Además, conforme a la tradición, posiblemente se encuentren con nuevas normas, especialmente tributarias, aunque también de información financiera y de auditoría.

Fuente: www.contadores-aic.org

You may also like

Leave a reply

More in:Contabilidad